Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/misionen/public_html/admin/inc/open_db.php on line 8
EspiritualidadMision en accion
Pontificio Instituto Misione Extranjeras

Pontificio Instituto
Misiones Extranjeras

vai alla pagina Facebook MisionEnAccion    vai al canale YouTube Pime Mex

Espiritualidad

El PIME (Pontificio Instituto Misiones Extranjeras) es un instituto misionero dedicado exclusivamente a la misión de evangelizar.

Siguiendo al Cristo Evangelizador
El Cristo evangelizador es la base y el modelo de nuestra vida apostólica. Con Él y en Él nos dedicamos totalmente a la misión de evangelizar, siempre buscando la gloria de Dios en la salvación del mundo.

Nos gloriamos en su cruz
Ya que la salvación de Cristo se realiza en el misterio de la cruz, nosotros como discipulos de Él, nos adherimos a Cristo crucificado y sólo en Él ponemos nuestra esperanza para la eficacia del apostolado.

En la certeza de la Resurrección
La buena nueva que el misionero anuncia es que  Jesucristo murió y resucitó. Por esto debemos ser personas optimistas y llenas de esperanza que no se desaniman por las dificultades del apostolado y que se entregan totalmente a los demás. La vocación misionera nos llama a la pobreza radical, a despojarnos de los bienes materiales y de nosotros mismos para darnos totalmente a los demás con la esperanza de ganar el mundo para el Evangelio.

Obediencia que salva
Siendo misionero de Jesucristo, quien con su obediencia redimió a la humanidad, aceptamos con fe la mediación de la autoridad, especialmente de los Pastores de la Iglesia y de los Superiores del Instituto.

Fieles al celibato
Consagrados a Dios en el carisma del celibato, que aceptamos libremente con el fin de evangelizar, nos esforzamos por renovar continuamente la donación de nosotros mismos y por vivirla en su plenitud en unión con Dios y en la caridad para con todas las personas.

En comunión fraternal
Unidos por una vocación única, vivimos en comunión fraternal, apoyándonos los unos a los otros como testimonio evangélico.